Opinión

Imagen, marca política y liderazgo en la pandemia

lunes, 11 de mayo de 2020 · 09:10

Twitter: @JoseUrquijoR

La identidad, el valor, la genuidad y el posicionamiento, son los cimientos que configuran la marca de cualquier personaje público. Estas cuatro variables definen la manera en que los líderes políticos son percibidos ante sus electores o audiencias, lo que da como resultado un estilo de liderazgo e imagen pública.

En momentos de crisis como el que atraviesan los líderes en todo el mundo a causa de la pandemia por el COVID 19, estos cuatro elementos fortalecen dos armas indispensables para enfrentar la incertidumbre que generan los tiempos convulsos: la credibilidad y confianza con la que se dirigen a los ciudadanos para generar certezas.

En este sentido, mientras los líderes intentan resolver la crisis sanitaria, todos estamos pegados a los medios de comunicación consumiendo información y noticias para construir nuestra propia opinión y tomar mejores decisiones, y en esta introyección de estímulos que recibimos, la marca política juega un papel fundamental para que aceptemos o rechacemos los mensajes que nos emiten los líderes.

Hace unos días, el colega español Xavier Peytivi, -convocaba a través de la revista Beers & Politics- a los profesionales y aficionados de la política y la comunicación, a un reto para elegir las imágenes más poderosas que nos ha dejado la pandemia en lo que va del año. Quienes somos apasionados de esta materia, enviamos imágenes que resultaron icónicas en todas las latitudes del mundo, por la relevancia del momento en el que fueron capturadas.

Para ser poderosa, una imagen debe contar una historia, debe explicar sin palabras lo que estaba sucediendo en el momento en que fue capturada; debe generar emociones y nos debe invitar a la reflexión profunda del contexto. Quiero comentar cuatro fotografías que, por el poder de los símbolos, técnica y estética, a mi juicio resultaron las más impactantes.

Las cuatro fotografías más impactantes

La mejor: El Papa Francisco celebrando la eucaristía previo a la celebración de la Semana Santa, ante las escalinatas de una Plaza de San Pedro vacía, sin un solo feligres, cuando esta histórica plaza siempre se encuentra saturada de devotos, particularmente durante la. Esta imagen nos narra, por sí sola, la magnitud de lo que ocurrió en este 2020. Fue la primera vez en la historia milenaria de la Iglesia católica que un pontífice reza sólo en ese lugar.

Otra imagen extraordinaria que quedará para la historia, es la del Presidente de la República italiana, Sergio Mattarella, subiendo las escalinatas del Altar de la Patria en Roma el 25 de abril, durante la conmemoración del 75 aniversario de la liberación del fascismo. Italia fue el país europeo más golpeado por el coronavirus, y en ese momento las autoridades ultimaban los detalles para la fase 2 de la emergencia y comenzar la reapertura el 4 de mayo.

La imagen del Presidente de Francia, Emmanuel Macron, con un suéter ajustado de manga larga azul y un jersey rojo al cuello en el Palacio del Elíseo al final de la reunión de su equipo, se volvió viral en internet. La fuerte mirada de Macron, la vestimenta y su lenguaje no verbal, además de la técnica de la iluminación de la fotografía, nos recuerdan a uno de los super héroes más conocidos mundialmente: Superman. En momentos de crisis como la actual, los ciudadanos buscamos líderes con las características de los super héroes que admirábamos de pequeños.

Otra fotografía poderosísima, es la de Jair Bolsonaro durante un mitin multitudinario en Brasil. El poderoso país sudamericano es de los más golpeados en el continente, y Bolsonaro desestimó la magnitud de la pandemia y señaló en varias ocasiones que sólo se trataba de un simple resfriado. Elmandatario de ultra derecha priorizó en todo momento la crisis económica por encima de la crisis de salud, lo que provocó rupturas con prácticamente todos los gobernadores de Brasil e incluso con sus ministros de Salud y Justicia, quienes terminaron renunciando en medio de la crisis.

En el otro extremo, una imagen de Vladimir Putin, el poderoso Presidente de Rusia, dio la vuelta al mundo en las distintas agencias informativas. El mandatario aparece vestido con un equipo de protección de color amarillo, guantes y un casco especial en el que apenas se alcanzan a ver sus ojos. Esta imagen fue capturada durante su visita un hospital donde eran atendidos pacientes infectados con el nuevo coronavirus. La postura de sus pasos, la fuerza de su mirada y las extremas medidas de protección que utilizó, refuerzan la marca de poder, credibilidad y firmeza del líder ruso.

Las dos imágenes que resultaron las más votadas fueron la icónica del Papa Francisco en la Plaza de San Pedro vacía, y el Presidente de Italia subiendo el Altar de la Patria. Ambas nos permiten, como dije anteriormente, dimensionar el tamaño de la pandemia en el mundo, en un capítulo que hasta este momento se sigue escribiendo en la historia mundial.

Como lo he compartido en otras entradas en este mismo espacio, las crisis terminan expresando la capacidad de liderazgo de nuestros políticos, y en este desafío, el uso de la imagen y la marca política se convierten en herramientas que, aunque se desee, no pueden dejarse de lado.