Opinión

La Ciudad de México y el Estado de México se pusieron en rojo

La contabilidad de muertos, por la pandemia y por otras enfermedades les estaba constando mucho a Sheinbaum y Del Mazo.
lunes, 21 de diciembre de 2020 · 16:01

Actos de poder
Twitter: @Fercoca

Ya no es alerta ni es naranja encendido. No había ya para donde ir.

Y ahora, el opositor máximo del cubrebocas llamó a quienes vivimos en el Valle de México, a que lo usemos porque siempre sí sirve para disminuir los contagios.

Los gobiernos de ambas entidades ya no podían más: La contabilidad de muertos, por la pandemia y por otras enfermedades les estaba constando mucho a Claudia Sheinbaum y a Alfredo del Mazo.

Quizá el Zar anti Covid jamás hubiera regresado al rojo porque quedaría, como lo es, demostrado que su estrategia falló rotundamente. Peor aún, si resulta que es cierto lo que nos dice el New York Times, que Don Hugo nos engañó sobre la gravedad del alza de infecciones en noviembre.

En rojo está la situación económica. La cuesta de enero será la más pronunciada en muchos años.

Roja la Ciudad de México. Rojo el Estado de México. Las dos principales entidades de la República están al borde de una crisis de salud de dimensiones inimaginables.

Y rojo también el desempleo.

No quiero agregar el rojo de la inseguridad y la violencia, ya es mucho.

Y más rojo viene el panorama por las elecciones en la Ciudad y el Estado de México, Hay que votar por diputados federales y locales, además de alcaldes y presidentes municipales.  

Rojos de indignación estarán los habitantes de estas entidades si los políticos malgastan el dinero en campañas vacías, sin propuestas para recuperar el empleo perdido y la salud minada.

El rojo nos distingue, pero no todos tenemos bien claro que significa rojo. Por ejemplo, ¿qué pasará con los que deben salir a buscar el sustento a diario, los que salen y se infectan o se quedan en su casa y mueren de hambre? Para ellos el rojo no es nada, su panorama es negro.

México, dice la OMS, nunca vio el final de la primera ola de contagios.

Hoy, nuestros rojos en Baja California, en la Ciudad y el Estado de México, son muestra de que fallamos. Todos fallamos.

La Letrina. No me imagino la cara de Hugo López-Gatell roja de vergüenza. El 29 de febrero aseguró que el COVID-19 no era más que una gripe. Que no sería letal. 118 muertes lo desmienten.

Las opiniones vertidas en la sección de Opinión son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista de Gluc.