Opinión

Reformas de fin de año

En la Cámara de Diputados se aprobaron cuatro reformas muy importantes que vale la pena conocer.
jueves, 17 de diciembre de 2020 · 16:19

Twitter: @CLopezKramsky

La última semana del Periodo Ordinario de Sesiones del Congreso de la Unión estuvo marcada por una gran actividad legislativa, especialmente, en la Cámara de Diputados. Mientras el Senado de la República se concentró en procesar nombramientos, como los de Graciela Márquez Colín, como integrante de la Junta de Gobierno del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI), o de Laura Itzel Castillo Juárez, como consejera independiente del Consejo de Administración de Petróleos Mexicanos (PEMEX), o el de Galia Borja Gómez, como integrante de la Junta de Gobierno del Banco de México (BANXICO), en la Cámara se aprobaron cuatro reformas muy importantes, que vale la pena reseñar.

Nacionalidad

Se aprobó una reforma al artículo 30 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, para reconocer el derecho a la nacionalidad mexicana por nacimiento de todas las personas que nazcan en el extranjero y de quienes ambos padres sean mexicanos, madre mexicana o padre mexicano, sin importar si estos últimos son mexicanos por nacimiento o naturalización.

Esta reforma va a garantizar que las primeras generaciones de mexicanos nacidos en el extranjero, no pierdan su identidad, su nacionalidad, su vínculo y sus derechos en nuestro país, lo que fortalece, sin duda alguna, la regulación de estos derechos. Por ser una reforma constitucional, la minuta pasa a las legislaturas de las entidades federativas para su aprobación por, al menos, 17 congresos locales.

Co-procesamiento

En México, las cifras de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) indican que, para el año 2017, la generación diaria de residuos sólidos urbanos alcanzó las 102 mil 895 toneladas; de las cuales solo el 9.63 % se reciclaron. ¿Dónde termina el resto de los residuos que se generan diariamente? En tiraderos a cielo abierto, en rellenos sanitarios, en vertederos, en los cauces de los ríos, en las cañadas, en lotes baldíos, es decir, la gran mayoría de los residuos termina contaminando y destruyendo nuestro medio ambiente.

Con esta reforma a la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos, se pretende fortalecer las herramientas legales que propicien una mejor disposición de los residuos que producimos todos los días, regulando lo que se denomina co-procesamiento.

El co-procesamiento consiste en la integración ambientalmente segura de los residuos generados por una industria o fuente conocida, como insumo a otro proceso productivo, es decir, se utilizan para producir energía, con lo que se evita que los residuos contaminen el medio ambiente. Esto, sin duda, coadyuvará a tener más y mejores opciones para desechar la basura y evitar que esta genere mayor contaminación.

Agentes extranjeros

Se aprobó también la reforma a la Ley de Seguridad Nacional que pretende regular la internación y actuación de agentes extranjeros de seguridad en nuestro país. Con esta reforma se obligará a las embajadas y misiones extranjeras en México a informar al Estado Mexicano los hechos de que tengan conocimiento que contribuyan a preservar la seguridad nacional, así como prevé que la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) funja como regulador en esta materia.

Esta reforma no parece tener mucho sentido práctico, pues, por como está planteada, todo indica que va a entorpecer las relaciones entre México y otros países, en materia de cooperación para la seguridad nacional, ya que es fácil prever que las embajadas difícilmente van a revelar quiénes son sus agentes encubiertos que tienen algún tipo de operación en nuestro país, toda vez que ello no solo los pondría en riesgo, sino que también arriesgaría las operaciones de recopilación de información que desempeñan.

Reforma judicial

Quizá la más importante de las reformas aprobadas en la Cámara de Diputados fue la reforma constitucional en materia judicial, que transformará profundamente algunos aspectos de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y del Poder Judicial de la Federación. Por su trascendencia, esta reforma merece un análisis exclusivo, que haremos en próxima entrega, pero no hay que desaprovechar la oportunidad para destacarla en este cúmulo de modificaciones. Por ser una reforma constitucional, la minuta pasa a las legislaturas de las entidades federativas para su aprobación por, al menos, 17 congresos locales.

Con esto, el Congreso de la Unión se va de vacaciones y reanuda el 7 de enero con los trabajos de la Comisión Permanente. A descansar un poco de tanta reforma.

Las opiniones vertidas en la sección de Opinión son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista de Gluc.