Opinión

Campañas electorales con sana distancia

El 2021 será año de elecciones, sin embargo hasta el momento las autoridades no han dicho cuáles serán las medidas ante el contexto de la pandemia.
jueves, 17 de diciembre de 2020 · 14:53

Twitter: @JOHN_OLIVERA

El próximo año se llevarán a cabo las campañas electorales para renovar la Cámara de Diputados, elegir 15 gobernadores, 30 congresos locales, mil 900 ayuntamientos y juntas municipales. Sin embargo, hasta el momento no ha habido pronunciamiento alguno de las autoridades respecto a la forma del procedimiento en la que se deberán realizar dicha contienda.La parte fundamental de toda campaña era y es el tener contacto directo con la ciudadanía, esto con la finalidad de hacer la labor de convencimiento sobre las propuestas del candidato, su personalidad, el trato e imagen. Lamentablemente, la Covid-19 si llegó para quedarse, y tal parece que el 2021 será la segunda parte, una secuela, de lo que estamos viviendo actualmente.

¿Se deberían realizar las campañas electorales en 2021?

Es un mal necesario. Queda claro que en esta legislatura se han hecho esfuerzos por contener los efectos de la pandemia en los diferentes niveles de gobierno. Sin embargo, no son suficientes ni siquiera existe un esfuerzo notable por pretender apoyar a la ciudadanía.

Por otro lado, también debemos ser razonables, la ciudadanía no ha puesto de su parte por evitar la cadena de contagios y de hospitalizaciones. Por lo que hay una responsabilidad mutua. En este sentido, las autoridades electorales deberían estar trabajando un esquema distinto que permitiera orientar la contienda electoral en la promoción del cuidado y prevención de la salud pública, es decir, tener restricciones para los mismos candidatos con el objetivo de evitar aglomeraciones que sirven para elevar la imagen del candidato (a) ante la opinión pública.

Considero que sí se deben de realizar las campañas electorales en 2021, ya que en estos tres años de gobierno y legislatura han quedado a deberle a la ciudadanía resultados que merecen, incluso, hay autoridades y representantes legislativos que han sido omisos ante las necesidades de la población. Por tal razón, es necesario con el voto ciudadano brindarle la oportunidad a todos aquellos que tienen ganas de trabajar para todos, con ideas frescas e innovadoras, con visión progresista y sentido humano.

Lo bueno, lo malo y lo parejo

Lo bueno habrá oportunidad de cambiar lo que no funciona o quienes no han servido al pueblo mexicano. Hoy en día la ciudadanía está más despierta que antes, y sí, coincido con el Presidente de la República Andrés Manuel López Obrador, benditas redes sociales que todo se ve y es evidencia de cualquier acción buena, mala y regular que sucede en cualquier parte del mundo. Bendito el verdadero cuarto poder.

Lo malo de no haber un esquema que determine la forma de llevar a cabo las campañas electorales se podría propagar aun más los contagios que algunos expertos señalan que 2021, será el año con la ola de contagios y secuelas más altas de toda la pandemia.

Lo parejo que todos aquellos que se sirvieron del pueblo sin servirle al pueblo merezcan un voto de castigo porque las consecuencias sólo las está recibiendo un sector de la población, el votante.

Reflexión

I

La ciudadanía ya está cansada de discursos retóricos y sin rumbo de cambio. En su momento se le acostumbró a recibir por parte de la clase política “apoyos” para simpatizar con el electorado, pero, bajo estas circunstancias ¿el electorado se dejará comprar por una despensa, un apoyo económico mínimo o algún otro incentivo para favorecer algún candidato (a)? en esta parte el ciudadano también es corresponsable si acepta o no el sometimiento de la doctrina popular, cambiar un pequeño incentivo por 3 o 6 años de un mal gobierno o legislatura.

II

Las necesidades globales están cambiando en un sentido de cuidado, protección y conservación del medio ambiente. En diferentes partes del mundo como Japón, China, Alemania, entre otros países, se está progresando en materia ambiental, acatando los Acuerdos de París, donde México ratificó su compromiso por cumplir dichos acuerdos. Sin embargo, no ha habido ningún avance significativo que indique que se pretenda transitar sobre este camino. Los candidatos a los cargos mencionados anteriormente podrán tener la oportunidad de proponer algo de lo que verdaderamente le funcione a la población mexicana y a la naturaleza. Nos debemos a ello como sociedad y especie dominante en el planeta.

Las opiniones vertidas en la sección de Opinión son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista de Gluc.