Opinión

Sueños que te rompen el corazón

lunes, 30 de noviembre de 2020 · 19:17

Twitter: @Beelindacn

La semana pasada se me ocurrió hacer un pequeño ejercicio con mis estudiantes el cual consistía en redactar y compartir nuestros talentos, sueños, y metas, tres de cada uno. Es una actividad motivadora porque reflexionan sobre lo que les gustaría lograr, sus habilidades y como siempre, la inocencia a esa edad al mencionar sus sueños, es conmovedora. Una estudiante comentó lo siguiente:

“1.- Mi sueño más grande y desde siempre es montar a caballo.

2.- Que ya no existan feminicidios, ni secuestros, ni esas cosas para que mi mamá me deje salir a andar en bici y esté tranquila.

3.- Que mi mamá, mi papá, mi hermano y hermana cumplan sus sueños.”

Mi corazón se rompió al escuchar esas palabras, tantas preguntas pasaron por mi mente en cuestión de segundos: ¿Qué tan jodido tiene que estar, no el mundo, sino nuestro país, para que el sueño de una niña de 11 años sea que no existan feminicidios para que ella pueda vivir? Porque eso es lo que sucede, estamos vivas, pero no vivimos. ¿Por qué una niña de esa edad conoce la palabra feminicidio y su significado?

En cambio, los primeros dos sueños de un estudiante varón de la misma edad fueron cuestiones relacionadas con el dinero y poder comprarse cosas, el tercero fue que “ya no hayan asaltos ni personas malas”. Se nota a leguas la diferencia, ambos desean un mundo mejor, donde no corran peligro, sin embargo, no lo viven de la misma manera.

Es importante reflexionar en el hecho de que ambos estudiantes pertenecen a la era COVID. Su única forma de relacionarse es de forma virtual -si es que tienen acceso a internet o cuentan con algún dispositivo para su uso lúdico- y aunque no salen de sus casas siguen sintiéndose vulnerables ante la situación actual de inseguridad y por la obvia falta de un Estado de derecho.

De nada sirve que nuestra Secretaria de Gobierno, Olga Sánchez Cordero, se pronuncie e incluso afirme que la 4T es feminista, si nuestro presidente constantemente minimiza la evidente problemática social de los feminicidios, su impacto en la sociedad y lo compara con otros delitos. Es cierto que todooooooooos los gobiernos anteriores apestaron, pero él lleva casi 2 años en el poder y seguimos sin ver el cambio que tanto prometió. Nuestro hartazgo e indignación ya no dan para más, ya no perdonamos, ya no olvidamos. Ya no queremos discursos ni culpabilizar al pasado, exigimos resultados, de otra manera ¿Cuál es la esperanza de un futuro mejor?

Las opiniones vertidas en la sección de Opinión son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista de Gluc.