Opinión

Un respiro de alivio

martes, 10 de noviembre de 2020 · 16:41

Twitter: @marisahurtadom

El pasado martes 3 de noviembre, fue un día concluyente de un capítulo trágico en la historia política estadounidense y que nos hizo recobrar la fe en nuestros vecinos del norte, después de 4 años. Por fin, Estados Unidos se despide de un presidente misógino, megalómano, paranoico, racista y sin un antecedente político, y lo sustituye por el carismático Joe Biden, quién ha servido más de 40 años en el senado, dos términos en la vicepresidencia y ha participado en tres carreras presidenciales. 

Joe Biden es todo lo que Donald Trump no es y nunca será. Es empático, conciliador, sabe de política, busca la unificación de la gente, y pretende la colaboración con los países latinos. Es alguien que unió a los votantes demócratas, energizó a la coalición de Obama y ensambló a los independientes que tienden a la derecha y a los republicanos que rechazan a Trump. Asimismo, en su trayectoria profesional ha demostrado que está dispuesto a trabajar con los opositores y a encontrar soluciones en conjunto.

No por nada, Biden ha terminado la disputa por la Casa Blanca, convirtiéndose en el presidente más votado de la historia de Estados Unidos, mientras que Trump se coloca como el quinto presidente en no ser reelegido para un segundo término, en los últimos 100 años.

Finalmente, los resultados electorales de la semana pasada son una clara muestra de dos puntos clave en Estados Unidos. Por una parte, el hartazgo con la administración actual y la recuperación de los valores tradicionales de la sociedad estadounidense, y, por otro lado, la lenta pero muy real restauración del sistema democrático, el cual había perdido muchísimo valor en el país del norte, dándole paso al populismo. No obstante, el fin de la era Trump no significará el fin del trumpismo, que representa la mezcla históricamente añeja de racismo, machismo, discurso de odio, xenofobia y anticiencia. Será preciso seguir sus pasos con atención y seguir buscando terminar con sus tendencias.

Sin embargo, hoy, el mundo respira aliviado con su partida.

Las opiniones vertidas en la sección de Opinión son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista de Gluc.