Opinión

Eliminación del Outsourcing

miércoles, 28 de octubre de 2020 · 16:30

Twitter: @JOHN_OLIVERA

Por fin hay claridad en cuanto a la dirección que se tomará en el tema del outsourcing en el país. Desde el 30 de noviembre de 2012, decreto que publicó el Ejecutivo Federal, Felipe de Jesús Calderón Hinojosa, el sector laboral ha sufrido un gran impacto violento en contra de sus derechos laborales y sindicales. Por lo que se dejó en manos de los patrones el futuro de los trabajadores que hoy viven las consecuencias de una decisión absurda y patética, el desempleo.

Iniciativa en el Senado sobre el Outsourcing

Uno de los puntos que marca la iniciativa de regulación al outsourcing es la deducción de impuestos por las empresas intermediarias, ya que en la actualidad evaden al fisco por falta de su regulación. Esto perjudica al trabajador, ya que es el único que declara ante el Sistema de Administración Tributaria (SAT) y el beneficiado es la empresa contratista y la intermediaria.

¿Dónde quedarán los derechos de los trabajadores?

En la oscuridad, ya que ningún trabajador contratado por medio de outsourcing alcanza más allá del pago salarial. Se omite en la contratación o subcontratación las prestaciones de ley como la seguridad social, fondo de ahorro, prima vacacional, aguinaldo, pago de utilidades y antigüedad.

Un trabajador contratado por este esquema solamente goza de un salario que, si la remuneración supera las expectativas, puede mantener una condición de vida estable, ya que la mayoría de las vacantes que se solicitan son puestos de operación u oficina con una remuneración no mayor a los 13 mil pesos en promedio ¿Con esto alcanzará para el sustento familiar? Tal vez para una persona sin compromisos pueda tener una vida moderada.

¿Cuál es la importancia del outsourcing en una iniciativa de reforma?

Debido a la remuneración que representa para el sector empresarial es de obviedad que desean impulsar el modelo de outsourcing en nuestro país, no solo por aspectos financieros y económicos, sino también, representan aspectos jurídicos que, de una manera u otra, se crea un perjuicio laboral bajo el rigor de la ley, desfigurando la esencia de la Ley Federal del Trabajo y el espíritu de la Constitución Política de los Estados unidos Mexicanos (artículo 123), la defensa de los derechos de los trabajadores.

De acuerdo con la nota periodística de La Jornada Si sobrerregulan la subcontratación habrá pérdida de empleos, dice la IP (por Víctor Ballinas) menciona que grupos empresariales como el Consejo Mexicano de Negocios (CMN) y la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin) prefieren mantener el esquema de subcontratación vigente, pero con aplicación de la ley en cuanto a sanciones a las empresas que evadan al fisco. ¿Será conveniente esta posición para 8.2 millones de trabajadores que se encuentran bajo este esquema? Toda una mina de oro.

Eliminación del outsourcing: AMLO

De acuerdo con la nota periodística de El Financiero titulada AMLO enviará iniciativa para desaparecer el outsourcing (Redacción, 27 de octubre de 2020), el Presidente de la República mencionó durante su conferencia mañanera que enviará una iniciativa de ley para eliminar esta práctica que tanto daño le ha hecho – le hace – a la hacienda pública. Sin embargo, el mandatario simplificó los efectos negativos del outsourcing, ya que no sólo afecta a la hacienda pública, sino que también, en general afecta a los millones de trabajadores en el país, así como a las PyMES, el sindicalismo mexicano y los derechos constitucionales.

Por otro lado, uno de los ejes más afectados en por esta práctica es la economía nacional, ya que es una forma hacendaría que obtener riqueza sin esfuerzo alguno. El beneficio para quienes acuden a este tipo de empresas o agencias de trabajo es obtener un catálogo de empleos vacantes para su proceso de ingreso, nada más.

Reflexión

Debemos buscar la manera de incentivar a las empresas para equilibrar la balanza entre los factores de la producción, de tal manera de que todos puedan hacer sinergia para impulsar la economía nacional de manera jerárquica en los diferentes niveles de gobierno.

En nuestro mercado laboral no cabe una regulación al outsourcing, es más, no debería existir, ya que el único perjudicado es el trabajador y quienes ganan son los empresarios. De un sueldo de 20 mil pesos mensuales, un porcentaje se queda el intermediario, la empresa contratante obtiene el producto o servicio, entonces ¿Quién gana en realidad bajo este esquema de subcontratación? Lo que todos los trabajadores deseamos es tener mayor ingreso para una mejor calidad de vida, no regalar el producto del trabajo que no sobra en el núcleo familiar.

De las decenas de artículos que un servidor ha escrito y de unas cuantas columnas que he dedicado a este tema del outsourcing si puedo aprobar esta acción del Gobierno Federal por eliminar mediante iniciativa de ley un mal que tanto daño le hace al país. Considero que es el momento de recuperar el control del Estado y el nacionalismo de los sectores fundamentales como son las industrias y las riquezas naturales.

Las opiniones vertidas en la sección de Opinión son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente reflejan el punto de vista de Gluc.