Estrés laboral: ¿qué es y cómo prevenirlo?

sábado, 14 de diciembre de 2019 · 11:20

Alguna vez has oído el término… ¿estrés laboral? ¿No? A continuación, te explicamos que es y cómo prevenirlo.

El estrés laboral es aquel que se produce debido a la excesiva presión que tiene lugar en el entorno de trabajo. Generalmente es consecuencia del desequilibrio entre la exigencia laboral y la capacidad o recursos disponibles para cumplirla eficientemente.

Foto de  JESHOOTS.COM vía Unsplash

De igual modo, este síndrome puede afectar a cualquier categoría de trabajador, desde el jefe de una empresa hasta un obrero.

Causas

En cuanto a las causas, es importante resaltar que unos mismos factores estresores pueden ocasionar diferentes respuestas dependiendo del individuo: para algunos trabajadores una elevada responsabilidad generará estrés, lo cual potenciará la sensación de confianza y control, mientras que, para otros, la misma situación se convertirá en un factor de riesgo y podrá producir distrés.

  • Una elevada presión en el entorno de trabajo ya sea ocasionada por un elevado grado de responsabilidad.
  • Excesiva carga de tareas.
  • Relaciones laborales insatisfactorias.
  • Ambiente físico-laboral inadecuado o una combinación de factores.

Además, el matiz diferencial entre el estrés común y el estrés laboral reside exclusivamente en el origen de este, pero las consecuencias y los problemas de salud que este último provoca, no se quedan en el trabajo y pueden incluso afectar al entorno más próximo del individuo.

Foto de  Tim Gouw vía Unsplash

Consecuencias

Aunque a veces se trata el estrés como un tema baladí, una exposición prolongada a este puede ocasionar:

  • Enfermedades y patologías graves.
  • Problemas fisiológicos, cognitivos y motores.
  • Trastornos inmunológicos, respiratorios, cardiovasculares, endocrinos, dermatológicos, sexuales y psicopatológicos, que pueden llevar, en casos graves, a la depresión e incluso al suicidio.

Asimismo, en el caso del estrés laboral, debemos también hablar de las consecuencias que este tiene en la organización como son:

  • El absentismo.
  • La pérdida de productividad.
  • La alta rotación de la mano de obra.
  • La pérdida de calidad en procesos y productos.
  • La pérdida de tiempo y, con todo ello, la pérdida económica que esto puede ocasionar.

Como podemos observar, y aunque en ocasiones no se tenga plena consciencia de ello, el estrés puede tener unos efectos negativos realmente graves.

Es precisamente por este motivo que debemos adoptar una posición de prevención frente al estrés laboral.

Foto de Pixibay

Cómo prevenirlo

Como toda patología, es mejor prevenirla que llegar al punto de tener que sanarla.

Según Josefina del Prado, Técnico Superior en Prevención de Riesgos Laborales y Coordinadora del Máster de Prevención de Riesgos Laborales de IMF Business School, indica que el estrés laboral aparece cuando se “presenta un desajuste entre la persona, el puesto de trabajo y la propia organización. En su prevención juega un papel fundamental el servicio de prevención de la empresa y por ende, los técnicos que lo componen”.

También, señala que las medidas que los técnicos de prevención deben aplicar pueden ser de dos tipos:

  1. Preventivas: Con el fin de evitar que se den situaciones estresantes para los trabajadores.
  2. Correctivas: Aquellas que tras producirse las situaciones de estrés, tienden a eliminarlas.
Foto de Fitsum Admasu vía Unsplash

Por ese motivo, los expertos en el campo ofrecen siempre una serie de consejos sencillos para prevenir el estrés, como son:

Hacer ejercicio y mantener un buen estado físico.

Llevar una dieta equilibrada.

No trabajar más de 10 horas al día.

Dormir un mínimo de 6 horas.

Reservar uno o dos días a la semana para desconectar totalmente de las tareas rutinarias.

Planificar unas vacaciones al año.

Discutir sobre tus problemas con gente de confianza.

El primer paso para prevenir el estrés es conocerlo porque, como hemos podido ver, se trata de una patología que afecta a millones de personas en el mundo y que se postula como la epidemia de las empresas del siglo XXI.

Otras Noticias