in

Encuentran un nuevo agujero en la capa de Ozono

Científicos del Instituto Alfred- Wegener descubrieron un agujero en la capa de ozono ubicado en la zona del Polo Norte de un tamaño nunca antes registrado.

vía @MarGomezH

Este jueves se anunció que científicos alemanes del Instituto Alfred- Wegener descubrieron un agujero en la capa de ozono ubicado en la zona del Polo Norte de un tamaño nunca antes registrado.

Este agujero afectaría una zona de aproximadamente 20 millones de kilómetros cuadrados, equivalentes a 10 veces el tamaño de groenlandia, según la información disponible.

También puedes ver: Coronavirus en México: aumenta a 8 la cifra de muertos

El asombroso fenómeno no tiene que ser confundido con otro similar ubicado en el Polo Sur, el cual fue descubierto en el año 1985 y que en el año 2019 llegó a su menor extensión en 30 años.

Por su parte, según la doctora en física, Mar Gómez, el agujero del Ártico perdió un 90 por ciento de su masa lo que explica que “durante las dos últimas semanas el grosor de la capa de ozono en la región ártica ha estado por debajo del grosor que define el agujero en la Antártida”.

Asimismo, escribió en su cuenta oficial de Twitter la explicación de porque sucede el polémico fenómeno “¿qué está causando esto? Se cree que un vórtice polar especialmente fuerte durante este invierno y las bajas temperaturas en la estratosfera, donde se encuentra la capa de ozono, podrían ser los responsables de esta situación”.

También puedes ver: Google y la OMS presentan guía para evitar el coronavirus

Es alrededor de 20 millones de kilómetros cuadrados lo que se ve afectado, básicamente 10 veces el tamaño de Groenlandia, se informó en los primeros reportes.

Como se sabe, el vórtice polar es una región de bajas presiones que mantiene confinado el aire frío en las regiones polares, esto provoca fuertes vientos y tormentas en los meses de invierno.

La doctora también escribió que “la producción de clorofluorocarbonos que dañan el ozono fue prohibida hace mucho tiempo por el Protocolo de Montreal pero tal y como comenta el investigador principal,Markus Rex,estas sustancias son muy duraderas, y además en algunos países se siguen utilizando”.