CDMX

¿Nevada en CDMX? Así fue la última vez que cayó nieve en la capital del país (FOTOS)

Las nevadas en México comenzaron en aquella ocasión el 9 de enero en los estados del norte.
jueves, 2 de diciembre de 2021 · 14:32

La temporada de frío ya inició en Ciudad de México, sin embargo, pese a las bajas temperaturas que caracterizan la época, es casi imposible que la nieve se presente en las calles que componen la urbe, pues la última vez que esto ocurrió fue hace ya bastantes décadas. 

La capital del país no cuenta con los factores que se requieren para que este fenómeno meteorológico pinte de blanco su interior, y es que a diferencia de otras regiones, la CDMX carece de cualidades como humedad y viento que son fundamentales para que esto ocurra.

Así fue la última vez que cayó nieve en CDMX

A pesar de las causas anteriores, el 10 de enero de 1967 se presentó un acontecimiento que muy pocas veces se cumple cuando el 50 por ciento de todo el territorio mexicano se llenó de nieve.

Fue a las 23:00 horas cuando pequeños cristales de hielo comenzaron a caer del cielo en todas las superficies de la ciudad: techos, avenidas, autos, restaurantes, casas, parques y edificios que por un tiempo permanecieron cubiertos de blanco ante el asombro público. 

 

Quizá este evento no resultó ser tan impactante para algunos capitalinos ya que el Servicio Meteorológico Nacional informó una noche antes las altas probabilidades de dichas precipitaciones, no obstante, muy pocos creyeron la noticia hasta que ésta pasó. 

Las primeras zonas e instalaciones en cubrirse de nieve fueron el Pedregal de San Ángel, Mixcoac, Tacubaya, San Jerónimo y la Unidad Independencia. Tiempo después siguieron demarcaciones como Chapultepec, Paseo de la Reforma y el Centro Histórico.

 

 

Como era de esperarse, la primera plana de los periódicos al día siguiente se llenó con imágenes de portada que evidenciaron el increíble acto que la gente aun no creía, pues la última vez que se manifestó algo igual en CDMX fue en 1907 y 1920.

En aquella ocasión, además del complicado caos vial que la nevada provocó con caminos que alcanzaron hasta un metro de altura, también hubo desbordamiento de ríos, inundaciones y un saldo de 40 personas que lamentablemente perdieron la vida. 

 

Sin embargo, el evento se recuerda a través de nostálgicas fotografías que pintaron por última vez la ciudad de blanco donde miles de niños jugaron mientras los adultos no daban crédito a lo que sus ojos veía en aquel momento.

 

Más de

Otras Noticias