Cocina

¿Qué es el Baklava y cómo se hace?

El Baklava, además de ser extremadamente popular y delicioso, es un postre hecho de capas de pasta filo relleno con nueces picada y bañado con una miel aromatizada.
miércoles, 1 de julio de 2020 · 18:00

El Baklava, además de ser extremadamente popular y delicioso, es un postre hecho de capas de pasta filo relleno con nueces picada y bañado con una miel aromatizada.

Es característico de la gastronomía del Medio Oriente, Grecia y Asia Central. Se asemeja a lo que en México se conoce popularmente como ‘Dedos de Novia’.

Si quieres darle una oportunidad a este exquisito postre, esta es la receta que debes seguir:

Para los ingredientes del Baklva, necesitarás: 

Para la miel:

  • 1 taza de azúcar granulada
  • 1 taza de agua
  • 1 ¼ tazas de miel
  • 2 cucharadas de jugo de limón
  • ¼ cucharadita de sal

Para el relleno:

  • 12 oz de pistaches sin cáscara y sin sal
  • 12 oz de nuez
  • 2 cucharaditas de canela
  • 3 cucharadas de azúcar
  • 1 pizca de sal

Para las capas:

  • 1 ½ tazas. De mantequilla sin sal, derretida y a temperatura ambiente
  • 1 ½ lb de pasta filo

Ahora, este es el procedimiento que debes seguir para preparar el Baklava: Para que sea más fácil de entender y tenga un orden, vamos a dividir le procedimiento en partes.

La primera parte es la preparación de la miel:

Lo que debes hacer es combinar los ingredientes de la primera lista de ingredientes en un sartén profundo o una cacerola pequeña. Haz que hiervan los ingredientes a un fuego medio-alto y remueve ocasionalmente hasta que se haya diluido el azúcar. Reduce la flama a un fuego medio y déjalo reposar por 5 minutos sin remover. Una vez pasados los 5 minutos, retíralo del fuego y déjalo enfriar, luego viértelo a una taza medidora. La miel se puede hacer hasta 4 días antes y conservarse en el refrigerador.

El siguiente paso es preparar el relleno:

Debes usar una licuadora o un procesador de comida para picar finamente los pistaches y las nueces sin que lleguen a. ser polvo. Una vez picados, vierte los pistaches y las nueces en un bowl y agrega canela, azúcar y la sal, mézclalo hasta que quede todo bien combinado

Ahora, toca armar el Baklava:

Debes tener la pasta filo entre dos trapos húmedos para que no se reseque mientras no la estás manipulando.  Puedes comenzar poniendo tu pasta filo entre ellos y precalentando el horno a  150ºC. Ahora, engrasa un molde con mantequilla y déjalo a un lado. Para armar el postre, comenzarás por desdoblar cuidadosamente la pasta filo y ponerla sobre una tabla de cortar. Intenta hacer cortes para que las hojas de. filo queden del tamaño del molde que engrasaste previamente. Necesitarás la rededor de 30 hojas de filo. Una vez cortadas las. hojas, regrésalas entre los dos paños húmedos.

Lo que sigue, es comenzar a hacer las capas, deberás poner una hoja de filo y. barnizarla con mantequilla, intenta poner una capa gruesa al fondo del molde, usa unas 7 hojas de filo y asegúrate de que no haya burbujas de aire entre las hojas, en caso de haberlas, las puedes deshacer fácilmente con la brocha para barnizar.

Cuando tengas la primera capa de filo, vierte 1/3 de la mezcla de las nueces, cubre el relleno con otra hoja de filo y vierte un poco de mantequilla, no uses la brocha para no romper la  hoja o jalarla.

Ahora, repite los pasos anteriores, crea capas de 7 hojas de filo y vierte el relleno. No olvides usar mantequilla entre las hojas y evitar las burbujas de aire entre las capas.

Cuando tengas el Baklava completamente armado,  usa tus manos para arreglar la pasta filo y llevarla hasta las orillas del molde. Una vez hecho esto,  pasa un cuchillo por agua y corta tu Backlava antes de meterlo a hornear.

Cuando hayas cortado las porciones que deseas, mételo al horno por 1 hora y media o hasta que la pasta tome un color dorado. Es importante que cuando haya transcurrido la mitad del tiempo, rotes el molde para asegurarse que el calor está siendo distribuido de manera homogénea y que la pasta no se quiebre.

View this post on Instagram

#baklava #turkishcuisine #foodporn

A post shared by Zeynep Basak Unal (@zeebeeu) on

Cuando lo hayas sacado del horno, vierte el restante de la miel en la superficie y asegurándote de que entre en los cortes que hiciste previamente. Déjalo enfriar antes de servir y si quieres un mejor sabor, cúbrelo con papel aluminio y déjalo reposar durante toda la noche.