Tradiciones

Día de muertos: ¿Qué significa la ofrenda y qué elementos debe tener?

Prepara todo que ya viene el Día de muertos y como recordarás, muy pronto tendrás que poner la ofrenda, por eso, te ayudamos a recordar cuál es el objetivo de este tradicional ritual lleno de color y qué elementos deben estar en tu altar.
lunes, 19 de octubre de 2020 · 15:58

En menos de un mes, las familias mexicanas comenzarán a vestir sus hogares de naranja con las flores de cempasúchil, mientras aromatizan con el copal e incienso, la popular ofrenda del Día de muertos, una tradición llena de color, sabor y sobre todo sentimientos, del anhelo a los seres que hoy ya no están con nosotros.

Y aunque la actividad es parte de nuestra cultura popular y cada año las familias la colocan ya sea en sus casas o panteones, el ritual que seduce a la memoria y atrae a las ánimas se realiza de diferente manera en las diversas regiones del país, no obstante, el objetivo y los elementos que contiene suelen ser los mismos.

Para empezar hay que recordar que el Día de muertos es una tradición que se celebra el 1 y 2 de noviembre, sin embargo, cada día es distinto pues mientras el primero nos recuerda a quienes perdieron la vida siendo niños, el segundo evoca la memoria de quienes fallecieron siendo adultos.

Cabe destacar que esta festividad es una mezcla de la cultura indígena con la europea que se remonta a los años de la conquista, donde los españoles comenzaron a colocar flores y veladoras, al copal, la comida y la flor de cempasúchil que los indígenas ofrecían a sus muertos.

¿Qué significa la ofrenda?

De acuerdo con el Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI), la ofrenda es un ritual sagrado que representa una devoción a los muertos, con quienes en los días antes mencionados, se pretende compartir alimento y bebidas "para dialogar con su recuerdo, con su vida".

La intención es "estar cerca de nuestros muertos", a través de un reencuentro que "convoca a la memoria" de quienes se han ido, por ello, se les ofrece pan, fruta, comida y hasta bebidas o algunas otras cosas que en vida disfrutaban nuestros seres amados, aunque tienes que saber, cada elemento de la ofrenda tiene una intención.

Por eso, generalmente los altares que se preparan para los difuntos adultos, suelen ser distintos de los de los niños, ya que en el segundo caso, las ofrendas suelen contener dulces, juguetes, y por supuesto, comida sin chile, además, las flores deben ser blancas para representar su pureza.

Así mismo, cada elemento suele ser pequeño, incluso los panes, pero eso depende del hogar, ya que hay familias que esperan recibir a más de un difunto, por eso, es normal ver que en algunas ofrendas haya divisiones y hasta fotografías que marquen el camino del ser a quien se espera.

Elementos de una ofrenda para recibir a las ánimas

  • Sal

Suele colocarse sobre un plato extendido, este elemento sirve para purificar las almas de los difuntos y que en su camino no sean corrompidos y así, el siguiente año logren volver para visitarnos una vez más.

  • Agua

Se trata de "la fuente de la vida", este elemento que además es vital para cualquier ser vivo, se coloca en la ofrenda para que las ánimas calmen su sed luego del recorrido que hacen para llegar a visitarnos, aunque hay quienes relacionan su cristalinidad con "la pureza del alma", muchos la colocan en un vaso.

  • Flores

En la ofrenda suele haber alhelí y nube, que representan la pureza y ternura si la ofrenda es para los niños, ya que son las encargadas de adornar y aromatizar el altar, no obstante, la que más destaca es la flor amarilla del cempasúchil que suele deshojarse y ponerse como camino desde la puerta a la ofrenda.

Se cree que la flor amarilla traza el camino de ida y vuelta de los difuntos gracias a su llamativo color y aroma, de acuerdo con el INPI, su nombre en náhuatl significa "veinte flor"; una efeméride de la muerte.

  • Velas y veladoras

Se dice que la llama encendida tiene el objetivo de dar luz al camino que siguen las ánimas para llegar con sus seres queridos y posteriormente, ir de vuelta al lugar que ahora habitan, hay quienes colocan una veladora o vela por cada difunto, así mismo, este elemento representa la fe y la esperanza.

  • Copal e incienso

Se trata de elementos que a través del sahumerio, elevan las oraciones, además, limpian los hogares o recintos de los "malos espíritus" y así solo entren quienes han sido convocados.

  • Pan

Es un elemento que no puede faltar en la ofrenda y aunque se prepara de diferentes formas, notarás que en su superficie tiene algunos elementos que sobresalen, se dice que estos representan los huesitos de los difuntos, sin embargo, hay quienes aseguran, significa el "Cuerpo de Cristo".

  • Petate

Su objetivo es dejar que las ánimas descansen en él luego de todo su trayecto, además, en otros casos funciona como mantel.

  • Izcuintle

Se trata del perrito izcuintle, un juguete ofrecido a los pequeños para que así conecten con quienes los esperan y con todo lo que les han preparado, además, es el encargado de ayudar a las ánimas a cruzar de un mundo a otro.

¿Qué más le puedo poner?

  1. Retratos o fotografías de las ánimas de las cuales esperamos la visita.
     
  2. Imágenes de santos o de las Ánimas del Purgatorio, con el fin de ofrecer la libertad de un alma que se encuentre en ese lugar.
     
  3. Mole con pollo, gallina o guajolote, por su aroma, es uno de los platillos que más se colocan para deleitar a las ánimas.
     
  4. Calaveras de azúcar o chocolate que nos recuerdan, la muerte siempre está ahí.
     
  5. Licor o alcohol del gusto del difunto, en algunos casos, sirve para recordar buenas cosas a las ánimas visitantes.
     
  6. Aguamanil, jabón, una toalla y ropa limpia, esto es para que los difuntos se laven al llegar de su viaje.
     
  7. Papel picado, telas de seda o satín, sirven como adorno donde posan las figuras y todos los elementos de la ofrenda.
     
  8. Cruz grande de ceniza, para que las almas puedan expiar sus culpas.
     
  9. Fruta para acompañar el banquete que se ofrezca.