Cómo limpiar el teclado de tu computadora sin dañarlo

El teclado es una de las piezas fundamentales para las computadoras, por eso te decimos cómo limpiarlo y no dañarlo en el intento.
lunes, 13 de enero de 2020 · 14:50

El teclado es una pieza importante en cualquier computadora, sin embargo, su limpieza también es importante para un buen rendimiento del equipo, por eso aquí te decimos cómo limpiarlo.

Cuando pensamos en limpieza del teclado, lo primero que llega a la mente es voltearlo y golpearlo con algo para que libere todo lo que acumula entre las teclas. Pero estos golpes no se librarán del polvo, pelo, restos de comida y más basura que se pueda encontrar ahí.

Por si te interesa: ¿Cómo proteger la información de tu computadora si quieres donarla?

Vía: Pixabay

Por lo tanto, se necesita una limpieza más minuciosa que requiere de alcohol isopropílico, este no genera daños en la goma y plástico que hay bajo las teclas. También se requiere un paño de microfibra, recordemos que usar algodón puede dejar residuos, por lo tanto, este será más conveniente.

Lo primero que tienes que hacer es desmontar la cubierta del teclado. Bajo esta, está una goma plástica que recibe el impacto que se ejerce cuando se presionan. Además, conecta con los circuitos que ejecutan la acción de la tecla.

Vía: Pixabay

Debajo de esta, se encuentran casi todos los residuos, solo tienes que desprenderla con cuidado y comenzar con la limpieza. Posteriormente recuerda organizarlas para que no te vaya a sobrar alguna pieza y todas queden en su lugar.

Entérate: Este es el plan de Elon Musk para que manejes tu computadora con el cerebro

Una vez organizado esto, ya puedes comenzar con la limpieza. Toma el paño de microfibra, dóblalo un par de veces, mojalo con un poco de alcohol (no demasiado) y comienza a limpiar todos los espacios entre cada tecla y los lugares en donde veas polvo y otros residuos.

Vía: Pixabay

Ahora bien, una vez que hayas terminado, limpia las cubiertas pues en ellas también se encuentran la otra parte de suciedad. Impregna de nuevo el paño con alcohol isopropílico y pásalo por cada uno de los lados de las cubiertas de las teclas.

Ya casi terminas, ahora lo que tienes que hace es poner cada cubierta en su lugar, y sin duda terminarás el proceso con un teclado limpio y sin haberse dañado.

Se recomienda limpiarlo cerca de dos veces al año, sin embargo, toma en cuenta que la prevención es la mejor manera de evitar que esto suceda. Procura no comer, fumar o manipular cualquier material que genere basura y residuos que se puedan colocar bajo la cubierta.

Otras Noticias