in

Se cumplen cinco años del doloroso “no era penal”

Hace cinco años se estaba jugando uno de los partidos que marcó la historia de la Selección Mexicana. Era el mundial de Brasil 2014 y México quedó eliminado por un penal que no era penal por parte de Holanda.

El ganador del Oscar fue el holandés Arjen Robben quien logró que marcaran un penal en contra de la selección de nuestro país con una excelente actuación.

México se enfrentó a Holanda después de dos victorias y un empate. El cuarto partido era el pase perfecto para el anhelado 5to partido pues la Selección Mexicana iba a la cabeza con un gol de Giovanni dos Santos, todo estaba puesto para clasificar.

Sin embargo, Wesley Sneijer anotó un gol y después vino la actuación de Robben quien al verse en problemas con el capitán Rafa Márquez decidió tirarse al piso y el árbitro Pedro Proen marcó un penal inexistente.