in

Mira la enorme cascada al interior de un aeropuerto en Singapur

Imagen: Suhaimi Abdullah/Getty Images, vía El País.

¿Quién dijo que el ser humano no es capaz de competir con la naturaleza?

En Singapur, dentro de una nueva terminal del aeropuerto Changi con una superficie de 137 mil metros cuadrados, se encuentra una enorme cascada artificial de 40 metros de altura en el que se vierten cada minuto más de 37 mil 800 litros de agua, y que ha sido bautizada como Rain Vortex (o vórtice de lluvia).

Este enorme edificio diseñado por la firma Safdie Architects es una verdadera jungla. Está compuesto por más de mil 400 árboles combinados con decenas de establecimientos y el hotel YotelAir con unas 130 habitaciones.

The 40-metre high Rain Vortex, which is the world's tallest indoor waterfall, is seen from inside Jewel Changi Airport in Singapore, April 11, 2019. REUTERSFeline Lim      TPX IMAGES OF THE DAY
Imagen: Suhaimi Abdullah/Getty Images, vía El País.
El Sky Train comunica la nueva terminal Jewel Changi de Singapur, inaugurada el 17 de abril, con el resto del aeropuerto, elegido por séptimo año consecutivo como el mejor del mundo en la encuesta de la consultora Skytrax. El edificio, de 10 plantas y una superficie interior de 137.000 metros cuadrados, incluye una cascada de 40 metros de altura. Ha sido proyectado por el estudio Safdie Architects, responsable de otro de los iconos de la ciudad: el Marina Bay Sands.
Imagen: Suhaimi Abdullah/Getty Images, vía El País.
De noche, la cortina de agua de la cascada llamada Rain Vortex (vórtice de lluvia) se ilumina con luces de diferentes colores. Un salto de agua que atraviesa en su caída siete plantas cubiertas de vegetación.
Imagen: Suhaimi Abdullah/Getty Images, vía El País.
La luz y la neblina creada por la cascada producen un efecto mágic que pocos se resisten a captar con sus cámaras.
Imagen: Suhaimi Abdullah/Getty Images, vía El País.
El nuevo espacio, con el que el aeropuerto de Singapur quiere convertirse en un destino turístico en sí mismo y no solo en un lugar de tránsito, ha sido concebido como un bosque interior con más de 1.400 árboles, repartidos por terrazas a diferentes alturas.
Imagen: Suhaimi Abdullah/Getty Images, vía El País.
El Canopy Park, que ocupa los niveles más altos del edificio, incluye redes para caminar o balancearse por encima de las copas de los árboles. Por las 10 plantas de la nueva terminal del aeropuerto de Changi también se reparten los mostradores de facturación, un hotel de 130 habitaciones, un cine y 280 tiendas y restaurantes.
Imagen: Suhaimi Abdullah/Getty Images, vía El País.