in

El reboot de Chucky plantea algo más aterrador que un simple muñeco asesino

Imagen: YouTube.

Es verdad que el nuevo aspecto de Chucky, el muñeco asesino, no está nada cerca de ser igual de aterradora que en la primera película de 1989. Pero su argumento sí que es terrorífico.

Con la voz de Mark Hamill, que incluso han señalado que es muy semejante a la voz original que prestó Brad Dourif, Chucky presenta nuevas caracterísitcas que lo hacen mucho más mortal: es una especie de dispositivo de control doméstico -como si fuera una bocina de Amazon-, creado por la empresa Kaslan.

Ahora, en vez de que Chucky -o Buddy- sea un simple juguete habitado por el alma de un asesino serial, es un robot inteligente con la capacidad de controlar celulares, electrodomésticos, automóviles e incluso, si se lo propone, aviones no tripulados. Ah, y cuenta con una app.

El resto del reparto está compuesto por Gabriel Bateman, como Andy, y su madre Karen, que interpreta Aubrey Plaza.

Después de ver el video, intento mirar fijamente a tu bocina Alexa: