in

Las 10 mejores biopic de la historia

El cine, además de entretener, tiene una función social con una evidente carga ideológica. Éste ha rendido homenaje a esos personajes transcendentales que han cambiado el curso de la historia o que han tenido una vida polémica con alguna enseñanza para quien las ve.


Gandhi
de Richard Attenborough (1982). Relata con total pulcritud del lenguaje cinematográfico y fiel a los hechos históricos, la vida de Mahatma Gandhi, el dirigente más destacado del Movimiento de independencia indio contra el Raj británico, para lograr la independencia de la India. Gandhi practicó la desobediencia civil no violenta.

Lawrence de Arabia de David Lean (1962). Con una estética perfecta y apegada a los hechos históricos que ficcionan la labor de Thomas Edward Lawrence, más conocido como Lawrence de Arabia, un arqueólogo y escritor británico, oficial del Ejército Británico durante la Primera Guerra Mundial, en la que desempeñó un notable papel como enlace durante la rebelión árabe contra el dominio otomano.

Amadeus de Milos Forman (1985). La película se narra desde el punto de vista de Antonio Salieri, compositor de la corte en Viena, en donde confiesa la envidia que sintió por el joven genio, Wolfgang Amadeus Mozart.

Truman Capote de Bennett Miller (2005), describe cómo el periodista se involucra con uno de los asesinos que sería protagonista en uno de sus libros A sangre fría.

Lincoln de Steven Spielberg (2012). El presidente de los Estados Unidos, Abraham Lincoln, toma acciones para eliminar la esclavitud al darse cuenta que la Proclamación de la Emancipación podría fracasar al final de la Guerra Civil.   

Mi pie izquierdo de Jim Sheridan (1989). Basada en la vida del pintor y escritor irlandés Christy Brown, quien sufre parálisis cerebral. Gracias a su tenacidad y al incondicional apoyo de su madre, consiguió derribar todas las barreras que impedían su integración en la sociedad.

Ray de Taylor Hackford (2004). Sobre el cantante estadounidense, Ray Charles, quien vence la pobreza, los obstáculos por su ceguera, la adicción y se vuelve una leyenda de la música.

Malcolm X de Spike Lee (1992). Retrata la lucha por los derechos de los afroamericanos de Malcolm Little, quien fue orador, ministro religioso y activista estadounidense.  

El último emperador de Bernardo Bertolucci (1987). Basada en el libro Yo fui emperador de China, autobiografía de Aisin-Gioro Pu Yi. Fue el primer filme que obtuvo el permiso de las autoridades chinas para ser rodado en el interior de la Ciudad Prohibida.

La lista de Schindler de Steven Spielberg (1993). El industrialista alemán, Oskar Schindler, planea junto con su contador una estrategia para rescatar prisioneros judíos de los nazis.