in

James Dean, el rebelde que el mundo necesitaba

En la década de los 50 Estados Unidos estaba en reconstrucción por la Segunda Guerra Mundial y los adolescentes de esa época necesitaban de nuevas influencias y James Dean cayó como anillo al dedo con tres películas que marcaron su carrera actoral y lo convirtieron en un ídolo, galán e ícono de la juventud, “Al este del edén”, “Rebelde sin causa” y “Gigante”.

La película de Rebelde sin causa lo llevó a la fama y lo encasillo en el papel del adolescente problemático, lo convirtió en un ícono a nuevas generaciones, un símbolo de la rebeldía que invadía a los jóvenes de los 50.

Dean también se volvió en un ícono de la moda, su estilo con cazadora bomber, chamarras de cuero, camiseta blanca, pantalones vaqueros y tupé en el cabello, hasta la fecha son considerados como un estilo juvenil rebelde. Su sencillez marcó la moda masculina y hasta la fecha su imagen es un referente para diseñadores.

Su repentina y trágica muerte a sus 24 años de edad lo convirtieron en una leyenda e influencia que se ve reflejada en los jóvenes actores del presente.

Loading…

0

Comentarios