in

El PRI expulsa a César Duarte, y eso podría significar su detención a futuro

Foto: El Universal.

Tras recibir acusaciones por actos de corrupciones desde 2016, cuando Javier Corral tomó posesión de la gubernatura del estado de Chihuahua,
César Duarte Jáquez, ex gobernador de esta entidad, fue expulsado del Partido Revolucionario Institucional (PRI) mediante una carta expedida por el Consejo Político Nacional del partido.

Actualmente, Duarte se encuentra prófugo y enfrenta acusaciones por el desvío de más de mil 200 millones de pesos del erario del estado de Chihuahua durante su gestión que, de acuerdo con MVS, parte de ese dinero fue destinado para financiar campañas electorales. El exgobernador cuenta con 14 órdenes de aprehensión, e incluso, una orden de extradición ante la Fiscalía General de la República. Pues al parecer, su ubicación actual es en El Paso, Texas.

Según medios, la expulsión de Duarte -que había sido solicitada desde 2016-, es un recordatorio de los procesos que han enfrentado otros priistas como Javier Duarte, ex gobernador de Veracruz, y Roberto Borges, de Quintana Roo, quienes tras ser expulsados del PRI, fueron presentados de ante las autoriades en calidad de detenidos.

Javier Duarte durante su detención en Panajachel, Guatemala. Foto: Associated Press.

Desde octubre de 2018, de acuerdo con el diario El Financiero, los derechos partidistas de Duarte le fueron revocados, y en diciembre, cuando su proceso continuó y el funcionario tuvo la oportunidad de presentar durante una audiencia los alegatos a su favor, no se presentó. “En estos casos se debe garantizar su derecho de audiencia ydebió tomarse en cuenta que aún no es señalado culpable de los delitos de que se le acusa, pero al no presentarse se determinó su expulsión”, explicó el vocero estatal del PRI, Carlos González.

En  marzo de 2017, fue cuando el gobernador Javier Corral dio a conocer formalmente que había girado una orden de aprehensión en su contra.