in

Esta casa para mascotas tiene integrada la tecnología de una SUV Edge para comprimir el molesto ruido navideño

Conforme se acerca la Navidad, también se eleva el ruido: la gente canta villancicos y los niños -e incluso algunos adultos- creen que tronar pirotecnia a media avenida es divertido, si es que nadie resulta lesionado.

Y mientras ellos se divierten, en algún techo vecino una mascota la pasa mal. 

La solución ideal a esto sería que dejara de existir la pólvora navideña. Pero parece que por el momento, la mejor forma de cuidar a las mascotas durante esta época, es con un prototipo de casas para perro con un cubierta de corcho de alta densidad y un sistema de micrófonos que al detectar un ruido estridente, lo comprime al emitir frecuencias de sonido opuestas.

“Nos preguntábamos cómo las tecnologías que utilizamos en nuestros carros podrían ayudar a la gente en otras situaciones”, dijo Lyn West, gerente de contenido de marca de Ford en Europa. Y es que el sistema 
 Active Noise Control que hace tan especial a esta casa, es el mismo que Ford utiliza en su camioneta SUV Edge, para evitar que el ruido del motor se fugue al interior del vehículo.

El invento, que aún no está a la venta, se llama Quiet Kennel, e incluye una puerta automática, bloques elevadores de antivibración y ventilación 
insonorizada, para ahuyentar los malos olores.

Facebook Comments

Loading…

0

Comentarios