in

Lo dictaron los jueces: ‘Canelo’ Álvarez vence a Golovkin en Las Vegas

Twitter: Rafael Rivera (@RafaDato2).

Saúl “Canelo” Álvarez se veía dubitativo en el pasillo que le daría la grandeza o la derrota en un día en el que se tenía que lucir, en el día en el que se haría grande su boxeo. En el primer round de estudio, ambos boxeadores mostraron sus armas, esperando contragolpear. Se vieron concentrados en todo momento.

Tal vez sea más importante no perder que ganar. Los rounds irían decidiendo cual era la mejor opción. El poder en sus golpes marcaron el duelo, un poco lentos y por momentos parados, dar y recibir, esa era la tónica del encuentro. El cansancio se apodera de los boxeadores, el poder en cada golpe los agota, desmayan la guardia, mueven la cintura con precaución.

Sus enrojecidos rostros muestran que es una batalla feroz, una batalla de campeonato: arriesgan el físico con tal de llevar el campeonato a sus aficiones, a sus seguidores, a su país. La estrategia forma parte del boxeo y con el pasar de los rounds parece que se pierde. El corazón comienza a apoderarse del “Canelo” y “GGG” cada vez parece usar más su materia gris.

El kazajo por momentos luce mejor en el cuadrilátero, la experiencia y la juventud salen a relucir. Mientras uno planea, el otro apuesta por su estrategia y ocupa toda su fortaleza. Mientras uno busca la distancia, el otro va hacia delante en todo momento, busca amarrarse a golpes -nos referimos al “Canelo”-, y por momentos “GGG” se anima al intercambio de golpes.

Twitter: SportsCenter (@SC_ESPN).

El duelo de estrategias marcaron la pelea, el combate maduró y las piernas parecían no responder.  Las revoluciones comenzaron a bajar. No les importó recibir con tal de dar. Jalaban aire, buscaban robarse el oxígeno de los presentes en el T-Mobile Arena, quienes se desvivían con gritos para el “Canelo”. Querían llevarse la pelea a favor del canelo, querían gritar viva México en Las Vegas al saber la importancia de triunfar lejos de su tierra. Lo cobijaron con cada grito, con cada suspiro.

Sus rostros reflejaban las huellas de la batalla: la izquierda del kazajo hizo el trabajo, mientras que los golpes de poder del jalisciense buscaron sentenciar la pelea. Las condiciones físicas han disminuyeron significativamente. Ambos contendientes lucían cansados y es ahí cuando la fortaleza mental comenzó a tornarse más relevante que nunca. La ceja cortada de “Canelo” nos mostró la fiereza de la lucha que protagonizó, los ojos casi cerrados de GGG nos dice lo atento que estuvo en cada movimiento.

Twitter: Lo Mejor del Boxeo (@LoMejorDelBoxeo).

Los abrazos hacen su aparición, señal de la disminución de fortalezas, aquí comienzan los rounds de campeonato, rounds de fiereza. El campeón del mundo cada vez más lento y cansado, pero el retador no termina por convencer, no termina por cuajar en la pelea.

Canelo no deja de luchar, sigue adelante, no se cansa de lanzar golpes, la noche parece mexicana, la noche es del jalisciense, la noche es del “Canelo”.

Y así lo dictaron los jueces quienes por decisión unánime de dan la victoria al mexicano, quien lo sufrió, lo padeció y ahora se convierte en el nuevo campeón de pesos medios.

El ganador por decisión mayoritaria y nuevo campeón de los pesos medios es SAÚL “CANELO” ÁLAVAREZ.

Twitter: SportsCenter (@SC_ESPN).

La decisión:

  • Juez 1: 114-114
  • Juez 2: 115-113 (a favor de Canelo)
  • Juez 3: 115-113 (a favor de Canelo)
Facebook Comments

Malas noticias, el Chicharito está enfermo

EPN da su último Grito de la Independencia