in

Estas son las pruebas de Nicolás Maduro sobre el supuesto atentado en su contra

ANDOUT . / REUTERS.

De acuerdo con Nicolás Maduro, dos de los hombres que realizaron el supuesto atentado en su contra fueron entrenados entre abril y junio en una finca en la población de Chinácota, en el norte de Santander, Colombia. Tras lo sucedido durante la ceremonia  81º aniversario de la Guardia Nacional, el ministro del Interior, Néstor Reverol, señaló que seis personas habían sido detenidas.

Los presuntos inculpados fueron acusados de “terrorismo y magnicidio en grado de frustración”, dijo el ministro. Y detalló que dos de ellos anteriormente ya habían sido detenidos: uno, por su presunta participación en el ataque a una base militar de Valencia en 2017, y el otro, durante una protesta en contra del gobierno en 2014.

Entre las pruebas que presentó el mandatario venezolano, se encontraron las declaraciones de los presuntos participantes en este atentado que ha sido puesto en duda en varias ocasiones. De acuerdo con declaraciones de expertos policiales recabadas por el diario El País, la pruebas de Maduro carecen de solidez.

Según Nicolás Maduro, el suceso del sábado se vincula al coronel Juan Caguaripano, quien al parecer lideró el asalto y robo de armas al fuerte militar Paramacay en el mes de agosto. Supuestamente, José Monasterio Venegas, de quien se difundieron sus declaraciones, fue contactado por Caguaripano para realizar esta operación. Maduro también vinculó al atentado al diputado de partido opositor Primero Justicia Juan Requesens, que ya fue detenido -a golpes por funcionarios del servicio de inteligencia venezolano, de acuerdo a las cámaras de vigilancia de su casa-, y al parlamentario Julio Borges.

FOTO: MIGUEL GUTIÉRREZ EFE.

Maduro aseguró que el objetivo de la Operación Junque-Martillo no solo era acabar con su vida, sino que estaba planeada “para asesinarlos a todos”.

Sin embargo, los expertos citados por El País han expresado que el relato de Monasterio Venegas “tiene muchas incoherencias y carece de detalles que puedan dar veracidad a su versión”. “La versión no aporta prueba alguna ni valida la narrativa del complot presentada por Maduro, pues no arroja luz sobre los puntos de reunión, habitaciones de alojamiento, vehículos utilizados o códigos de los conspiradores” parafraseó el diario a los expertos en seguridad.

Maduro siguió insistente en inculpar al expresidente de Colombia, Juan Manuel Santos: “No queremos que Venezuela se colombianice con los métodos del crimen político, de los sicarios y los asesinos. Venezuela tiene que limpiarse todas esas plagas que vienen de Colombia, de la Colombia oligárquica”.

Facebook Comments

Force India es rescatado de la quiebra

Viva Aerobús promociona bajos costos con fotografía de AMLO