in

Una ciudad de Nueva Zelanda pretende prohibir a los gatos para salvar su ecosistema

Foto: Charlene N Simmons / Flickr.

En Omaui, Nueva Zelanda, no odian a los gatos. Sin embargo, como afirmó el presidente de la organización ambientalista local, John Collins, quieren que su “entorno sea rico en fauna silvestre”.

Aunque alrededor del mundo los gatos son vistos con buenos ojos, para algunos pobladores de esta región neozelandesa, son más bien una amenaza que según ellos, tiene que desaparecer mediante una nueva ley: su prohibición. La razón: los gatos están acabando con sus aves. De acuerdo con cifras de 2013 del ecologista Gareth Morgan, los gatos han sido de ayuda para terminar con nueve especies nativas de Nueva Zelanda, además de que han puesto en peligro a otras 33.

Foto: Wikimedia Commons.

Pero la propuesta no es tan cruel como podría sonar -en otra región han propuesto matarlos-, ni tampoco es inmediata. Las autoridades pretenden que las familias que tengan gatos los registren con un chip y los esterilicen, de modo que sus mascotas puedan vivir plenamente hasta que mueran, sin que puedan reproducirse. Además, estos dueños no podrían reemplazar a su mascota. Según Gizmodo, el objetivo es que en un década ya no haya gatos en Omaui.

Sin embargo, aunque obvio, hay quienes se han posicionado en contra de esta propuesta al considerar que estos animales están siendo denigrados y excluidos. Uno de sus argumentos a favor, señala que los gatos ayudan a combatir a los roedores, por lo que son necesarios. “Si no puedo tener un gato, casi no es saludable para mí vivir en mi casa”, dijo un residente al diario local.

Con información de Otago Daily Times, Gizmodo y The Verge.
Facebook Comments

Las dos leyendas que cuentan el posible origen del chile en nogada

Brillo de la antorcha olímpica en honor a víctimas del tsunami en Japón